Han pasado por mi rinconcito y les ha gustado. Gracias por quedarte!!!

martes, 21 de febrero de 2017

Mi segundo parto despues de una cesarea: via vaginal!

Hola!! Llevo tiempo sin actualizar pero la verdad es que he estado sin muchas ganas con el embarazo. Este no ha sido tan bueno como el de mi primer hijo, no ha sido malo pero sí que he estado muy cansada, con la tensión muy baja, dolores de espaldas que me obligaban a quedarme en reposo y con malestar por los famosos ardores...ay!! los de Gaviscon deberían pagarme unas vacaciones o hacerme socia de oro. No ganaba para comprar gaviscones oiga!

Quería actualizar pero esto de volver a la rutina, recuperarme y tal, me ha impedido tener las energías suficientes para ponerme a escribir sobre todo porque yo soy muy de acusar el cansancio en la mente, quiero decir: si estoy cansada no puedo pensar ni tengo ganas y ponerme a escribir mi parto me suponía un mundo...(bueno, eso y todo lo que fuera moverme o pensar mas de la cuenta).

 Finalmente me decidí a parir en la privada, de la cual me ha quedado muy buen sabor de boca. Es una clínica conocida que a pesar de haberme dejado muy satisfecha, no diré su nombre. 
Me saqué un seguro a raíz de los problemas con los embarazos y ya que lo tenía oí la voz de la cordura que en este caso fue mi marido que me dijo: " Nena, si lo tienes y puedes usarlo, porqué no pruebas mujer? Tal vez te vaya mejor que en la experiencia que tuviste en el materno..." y entre eso y una serie de circunstancias, a pesar de dudar mucho, finalmente me decidí por probar suerte. Yo temía que si pasaba algo, a mi niña se la llevasen y a mi me dejasen alli encamada lejos de mi nena...pero luego pense: ¿ y porqué tiene que pasar algo malo? Dejé fuera la negatividad, además, obtuve el apoyo de un médico reputado de ese hospital privado (el cual confieso que me ayudó a decidirme) ya que dijo que supervisaría mi parto con lo que eso acabó por desterrar mis miedos y sentirme segura, sobretodo porque temia (entre otras cosas) que me hicieran cesarea sin esperar ni darme tiempo porque ellos viesen que el primero había sido cesarea condenandome a que en caso de que venga un tercero fuese cesárea sí o sí con el riesgo que eso conlleva.

Debo decir que mi parto fue inducido porque este médico que os comento anteriormente, tras verme en su clínica me dijo que mi bolsa estaba vieja y que estaba pasada de fecha de parto, que él no lo demoraba mas. Me recomendaba que me ingresase para provocarmelo. A mi eso me cagaba (sí, reconozco que le temia al parto mas que a una vara verde....) sobre todo porque no sabía si dolía mucho una induccion, o cómo iba aquello. El hombre me lo explicó pero vamos, que yo nada mas pensaba: que sí, que sí, pero... dolerá?!?!?!

Me ingresé un Jueves. Me pusieron tira reactiva para que el cuello del utero empezara a borrarse. Mira, a mí se me debió poner el papo como una pelota porque yo llegó un punto que en la pelota de Yoga no podía estar porque notaba mucha presión y no era la niña. Era como quemazón y yo lo asocié a la tira porque una vez me la quitaron, se me fue bajando y dejó de doler. La cosa es que me la puso un chaval que se nota que no usa tampones..vaya tio mas bruto! pero bueno, estuve toda la noche con contracciones irregulares, sí, de las que duelen pero no sirven para mucho. Vamos, la noche en vela y sabiendo que a la mañana siguiente me bajaban a paritorio si yo no arrancaba por mí misma. Una alegría.

Por cierto: Si alguien quiere saber si la tira duele al hacer efecto: a mi no me dolió. Solo que el toto pues yo que se, se hincharía de tanto usar la pelota o yo que se. Porque yo estaba dispuesta a provocar el parto yo sola moviendome, dilatar y lo que hiciera falta y me pegué una pila de horas en la pelotita. En la cama no me molestaba.

A lo que iba, me quitaron la tira, A las 9 pareció alli un enfermero que me bajaba a paritorios. Menos mal que me dio tiempo a ducharme al menos. jejejejeje 

Cuando llegué el matron me exploró, la cosa no había avanzado en exceso. El cuello estaba borrandose pero aun quedaba trabajo, y de dilatacioin (que yo despues de estar en vela toda la noche oyendo los ronquidos de mi marido, si no lo decía reviento...jamás lo he oido de roncar tanto...las contracciones me impidieron centrar mi ira en él jajajajajaja pero a ratos, lo hubiera fulminado con la mirada, de hecho lo intenté porque ni con las contracciones que me dolían muchisimo y eran largas que  me provocaban un quejido se movía. Y encima el tio capullo se despierta, me ve descompuesta y me pregunta: qué?! has descansado?! yo seguía intentando matarlo mentalmente porque estaba tan cansada que no podía ni enfadarme. Me limité a responderle que entre las contracciones y sus ronquidos no lo habían puesto fácil. Me dijo que lo hubiera despertado...volví a intentar fulminarlo pero como siguió de pie, vi que no servía de nada asi que le dije que iba a ducharme. Era temprano aun pero ya estaba nerviosa porque en un par de horas vendrían y ya no podía dormir. Me fui al baño, el se fue a desayunar y me dio tiempo a vestirme y nada mas porque apareció el enfermero antes de tiempo.

Empecé a rezar.
 
Para empezar, vi la importancia de conectar con el matrón, y los médicos, yo estuve prácticamente sola con él. El muchacho iba explicandome con paciencia todo lo que yo iba preguntando. Se ve que el médico este que me dijo que supervisaría mi parto, había puesto en precedentes al personal que me atendió, todos se presentaron, todos iban informando de cada paso y resolvían mis dudas en el momento. 

Yo pedí la lavativa. Qué quereis, eso no se lleva ya, pero yo me quedo tranquila. Y no me la dieron. Cuando le pedí al matron la lavativa me dijo que era tarde, que nanai. Con las mismas le dije que yo era un relojito y que el día anterior no había entrado, osea que ahí debía haber doble ración..que iba a ser parto multiple y que uno iba a ser muy morenito...el muchacho lo tomo a bien y riendose me dijo que era lo normal. Que no me preocupase. Para suerte mia y de él sobre todo, no me hice nada encima.
Total, que la cosa seguia lenta. Me preguntó si quería la epidural ya que llevaba toda la noche liada. Le dije que si no servía para nada sufrir que vale, que si él veía que aguantase, pues yo aguantaba. Me dijo que pa qué, que me la pusiera que el anestesista iba a operar y que tardaría una hora minimo, a mi se me cambió la cara y me dijo: no seas tonta, pontela.

Así lo hicimos. Con mi primer hijo apenas la noté. Yo creo que fue porque estaba muy dolorida ya que tardaron tela en venir desde que la pedí y yo la pedí cuando ya no podía mas...vamos que creo que tenía la espalda insensibilizada del primero. Con esta fue diferente, noté un pinchazo algo molesto..fue raro, muscular...pero vamos, que no me retractaba yo. 
Me moví algo porque me dolió pero no por nada, este embarazo olvidé comentar que he tenido dolores de espalda que me han obligado a estar sentada y tumbada..y el anestesista tocó algun musculo que pense: se me coge y voy a flipar... tardamos mas de la cuenta pero bueno se puso y ademas bien ya que note que de mi primer hijo que tambien me la puse, yo no podía mover las piernas ni las sentia ni sentía nada. Esta vez yo podía moverlas algo y sentía aunque no tenía dolores.

Sentía y fue increíble. El chaval debía estar quemadisimo porque yo a cada rato iba preguntando. Él me puso oxitocina, como a mi no me dolia yo estaba alli como la que espera el bus...llegó un punto que me entró hasta sueño. Desde que me la pusieron la epidural y la oxitocina hasta que mi niña nació fueron 5 horas escasas. Increíble e impensable para mí. Tan sin dolor estaba que en el expulsivo, mientras estabamos los tres (mi marido el matron y yo), se me cayo un patuco  de esos que te ponen en los pies, y en una de esas que me incorporé a empujar, me ví que tenía una uña del pie a modo peineta. Claro, me las corté sin gafas y con el barrigón pues claro, el resultado es que esa uña no era una uña normal ya sino que era un arma blanca en toda regla. Que fatiga me entró. El matrón super profesional no dijo nada. Os aseguro que debió verla. Era demasiao. Obviamente aquello me hizo ver qué bueno fue el anestesista porque anda que pensar en eso en pleno parto.. pero no me pareció momento de chistes así que me sonreí con los chistes que se me ocurrieron decidi callarmelo y centrarme otra vez..

La experiencia digo que fue increíble porque empezamos el trabajo de parto y expulsivo y estabamos: el matrón, mi marido y yo. Yo no sabía lo que era sentir la presión, que algo bajaba, que te cagas pero no...que te miran y que es la cabeza de la nena, sentir que empujas porque tienes ganas y no sale...cómo se me iban a salir los ojos, cómo pensaba que mi hija tenía que salir con mi ayuda, cómo repetia: iyo, qué está pasando?!?! que siento que me cago!!! y el chaval me decia que no, que empujase cuando él indicase que había contraccion pero que no había problema, pero todo esto con toda la calma del mundo por su parte lo cual se me traducía en que todo iba bien. 

Cuando la cosa fue avanzando llamaron a una ginecologa y una pediatra. Apareció este hombre que me dijo que estaría supervisando. Hubo un momento en que desesperé, pensé que no era capaz empecé a verlo todo negro y el matrón que me vio venir y estaba a mi lado rápidamente me centró diciendome que lo mirase, que no podía perder la calma ahora, que debía seguir serena, que iba muy bien. Llevaba razón, me concentré en él y en la nena. No sabe ese hombre lo que agradecí sus palabras de forma tan rápida, que no le temblase el pulso al cortarme los pensamientos y darme esa energía que hizo que pudiera terminar el parto bien y seguir escuchando sus instrucciones..

La gine se presentó se sentó alli delante de mi " papo" me pusieron tela de plasticos y luego entendi porqué: me hizo episiotomía. yo no me enteré de nada ( 3 puntitos.."pocos son" dicen todos, pero uno de ellos...ay!! me ha traido por la calle de la amargura..ya contaré cuando tenga mas ganas porque he llorado y reido ocn ellos a partes iguales..). 
La gine despues de cortar, Le pusieron vacuo a la enana y en cuanto se lo pusieron y me dieron la orden empujé y la niña salió!!!!!. Agradecí lo del vacuo (de los puntos me cago en tó..) porque yo no era capaz de sacarla y cada vez estaba mas agotada y lo peor: frustrada. 
Fue poco tiempo segun el matron porque estuve 15 minutos empujando pero a mí cuando me dijo que había mujeres que estaban hasta una hora.... yo no lo entendí porque yo no hubiera podido vaya.

La sensación de que saliera fue increíble, repito que sin dolor pero esa presión que yo tanto decía que tenía despareció, supe que ella estaba fuera y empecé a gritar..no exagerado pero tampoco a susurros, mi marido lloraba abrazandome como podía, lloraba como un niño, yo mas que llorar era una mezcla entre llanto contenido y gritos que realmente no pude controlar, no caí en que podía molestar a otras con mi llanto o lo que fuera aquello mientras decía que mi niña ya estaba aquí una y otra vez con la voz rota. La pusieron sobre mi pecho, yo la tocaba con miedo, la abrazaba la miraba y seguia diciendo lo mismo...creo que yo estaba un poco en shock y creo que por eso no lloré en el momento como sí lo hizo mi marido que sacó fuera la tension del parto y la de estos años en la que sinceramente ambos creo que pensabamos que no volveríamos a tener otro hijo...a ver, me emocioné y claro que se me saltaron las lágrimas, pero no se...fue extraño..la sensación de que me podía despertar en cualquier momento era fuerte...no me lo creía......Hasta que la niña se me cagó encima, a mí, luego a la pediatra, luego en la camilla donde la pediatra estaba revisandola.... ¬¬  mi cara al ver el mojoncillo semi liquido en mi barriga sería un poema. Al menos puedo decir que la niña cojones le echó al asunto: esa lo primero que hizo na´ mas venir al mundo fue cagarse en su madre literalmente. La cosa promete.

Para mí, el parto (obviamente sin dolor) fue increíble, y lo comparto porque se puede parir vía vaginal por muy mal que pinte despues de una cesarea, es cierto que yo del primero había dilatado, con lo que era un problema menos y de manera global fue una experiencia muy positiva, el personal del hospital tuvo mucho que ver.
 Fue una experiencia grande y sobre todo el poder saber lo que es un parto vaginal, sentir lo que dicen de: sientes que quieres ir al baño, empujar alivia...esas cosas que solo puedes sentirlas en ese momento...qué grande poder dar vida y qué doloroso despues, pero supongo que ahi está el secreto...pierdes un poco de tu vida, sufres, lloriqueas llegado al punto pero todo el sufrimiento es por amor, gratuito, sólo para ayudarle a nacer, para darle la oportunidad de vivir a otro.....Bendito sufrimiento...



7 comentarios:

  1. Enhorabuena! La cosa va de partos, hoy también he publicado yo el mío, jeje.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡¡¡¡¡ENHORABUNEA!!!!!! No sabes lo q me ha alegrado saber de tí, como me dijiste q salías de cuentas el 25/01, llevo pensando en tí desde esa semana, había decidido mandarte un mensajillo el viernes, q es 25/02, vamos, q te daba un mes de margen :-) me daba miedo molestarte, no sé, q las cosas no hubieran ido bien...no me hagas caso.
    Me alegro mucho que te decidieras por la epidural y q tuvieras suerte con el anestesista, yo he vivido parte de las situaciones q cuentas, lo de la epidural, de no sentir dolor con mi niño mayor, y lo de estar toda la noche con contracciones y oyendo roncar a mi marido, con la niña.
    Disfruta mucho de tu príncipe y de tu princesa, yo tengo un recuerdo maravilloso de mi baja maternal, con la nena pegadita a mí en el fular y mi niño de la mano para ir al cole, al parque... Luego la vuelta al trabajo fue una locura, pero bueno, tú tienes la suerte de poder elegir y dedicarles todo tu tiempo.
    ¡¡¡DISFRUTALO!!!
    Un abrazo fuerte, fuerte.

    ResponderEliminar
  3. Fe li ci da des!!!! me encanta decírtelo, te lo mereces, eres una madre luchadora. Tu publica cuando tengas tiempo o ganas, lo primero es lo primero. Un abrazuco lo menos virtual posible

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Felicidades Alba,Dios los bendiga a todos y a tu niña en especial!!

    ResponderEliminar
  5. Mis felicitaciones más sinceras por esa alegría tan grande de tener a tu niña contigo..........me alegro y estoy feliz contigo.Besicos

    ResponderEliminar
  6. Enhorabuena!!!! Me he partido de la risa, emocionado cuando finalmente nació y de nuevo a carcajadas con los mojoncitos de la nena. Qué natural y maravilloso lo has contado, me ha encantado y lo he leído varias veces, mil gracias por compartirlo, justo hoy que tenía yo el día tan torcido me hiciste sentir una gran alegría.
    Muchos besos

    ResponderEliminar

Gracias por dedicarme unos minutos de tu tiempo.

¿ Me dejas la huella de tu visita ? Me encantaría saber tu opinión.

Espero que la visita te haya gustado.

Ya estoy en Twitter!

@yaestoyaquimama