Han pasado por mi rinconcito y les ha gustado. Gracias por quedarte!!!

miércoles, 10 de septiembre de 2014

El tercer aborto: Y una vez mas..parece que el sueño se esfuma...

Ayer fui al ginecólogo.. mas bien fuimos, porque fuimos todos, torbellino, el padre y yo.

Íbamos encantados porque del embarazo de torbellino, su padre no pudo ver ni una eco en directo.

Me tumbé y mis dos hombres se quedaron fuera, viendo lo que pasaba por una televisión. Fue empezar y la doctora empezó a negar. Rápidamente pregunté: Hay latido? Siguió sin contestar, pero seguía negando levemente con la cabeza.

Empecé a sudar..sentía calor, me quería bajar ..y no podía. Ella tenía que seguir mirando. me abaniqué con algo..sí, eran mis bragas. Hubiera sentido vergüenza si las ganas de morirme me hubieran dejado. No podía creer que una tercera vez me estuviera pasando... sigo sin creerlo. Sino sangro! si tengo el pecho hinchado! si me aprieta el pantalón!...si..nada.

"No pinta bien. El saco vitelino (tampoco se lo que es,) está muy grande y eso no es buen síntoma. Debe medir máximo 5..6 y mide 7...eso no es bueno....No cojo el latido y aun estando de mucho menos de lo que suponemos, debería oírse. No obstante, interrumpe el tratamiento de progesterona, sino sangras antes, ven la semana que viene y probamos de nuevo. tienes facilidad para quedarte, pero hay algo que no se si eres tú o tu marido...tal vez él trae un gen que no va bien, o tú destruyes con tus anticuerpos lo que se forma impidiendo que haya vida.".

Yo por supuesto ya estaba llorando. Esta mujer es una máquina con estas cosas y creo que por humanidad y al vernos destrozados y el niño agarrado a mi falda, mirándome sonriendo para que yo no llorase, suavizó y dejó a la naturaleza seguir su curso. Creo que no quiso ser ella la de las malas noticias.

Debí hacer caso a mi instinto en el coche, ese que me dijo: dile a tu marido que pare y huye...y yo me dije: por qué? a qué viene ese miedo? y lo ignoré, aunque confieso que me costó. Me acojoné pero dije: hay que ser cenizo con el momento tan bonito que vas a vivir.. Ahí estaba. Mi instinto me estaba avisando...cada día maldigo mas este instinto.

Direis: y qué ganas si huyes? Nada, lo se, pero no sabeis las ganas de correr que me dieron de repente cuando estábamos buscando aparcamiento..fue tan absurdo..

Lo ví...vi el bultito, pero no se movia..no hacía nada. Ni la raya se movía (latidos) ni los colores de la pantalla cambiaban (midiendo el movimiento de la sangre)..nada.
 
Aun hay esperanza me dicen...sí..bueno..podría ser... pero.. no ví yo a la médica muy convencida. Y yo creo que de eso ya no me queda nada. Solo siento un desgarro.
 
De hecho me dijo que si a la siguiente semana, por la mañana iba a venir sola, prefería esperarme un día mas, y que fuera con mi marido por la tarde...que no fuese sola me dijo.
 
Me insistió en que si sangraba, fuera al materno o a su clínica, pero que fuera directa a algún sítio con la copia de la eco que ella acababa de hacerme.
 
Salimos de allí los tres, mi marido muy serio, abrazándome, yo, llorando y el niño agarrado a mis faldas buscándome la cara para que le sonriera...y solo pensaba que a pesar de todo, Dios siempre sale, porque mi hijo, que normalmente me ignora soberanamente cuando esta su padre, solo quería conmigo, me besaba, me abrazaba, me daba la mano, y me miraba como diciendo: que te pasa? sonríe! pero el sabía que mi sonrisa, aunque sincera (porque era para él,) era forzada.
Ahí tengo mi motivo para seguir, pero qué duro es esto! aun después de todo, repito que Dios lo hace bien, primero me dio a uno para que pudiera aguantar lo que me viene después...Y qué grande y qué bien lo hizo. No se que sería de mi nosotros sin él.
 
Cuando fui a acostarlo, y estábamos solos fue cuando muy serio me preguntó:
 
Mamá, ¿adónde se ha ido el hermanito? Y me observó los ojos como..no se..¡ Dios qué trabajo me costó no deshacerme ! Aunque él tuvo mucho que ver porque me dio un abrazo que me llegó al alma..y siguió esperando mi respuesta.
 
Le dije que Dios probablemente, había decidido llevarse al hermanito al cielo. Con los demás, y que desde allí nos cuidarían para siempre.
 
Me preguntó si tendría super-poderes, riendo le dije que sí, que Dios los tiene y todo el que va allí también.
 
Me dijo que yo no me fuera al cielo aun. Le dije que tenia que quedarme para cuidarle. Volvió a abrazarme y darme besos partehuesos y me deseó buenas noches princesa y que descansase.
 
Al principio estuve en shock, no terminaba de creer que aquello que había pasado unas horas atrás hubiera ido conmigo, pero al ir a dormir.. pasé una noche de mierda, en vela, con miedos y en fin..la maquina vuelve a rodar, ..no duermes, y la cabeza va por libre...
 
Hoy he decidido ir a currar. La mala cara de toda la noche en vela, me la han notado.
No he dicho nada aun...supongo que estoy esperando a quemar el último cartucho...cuando sangre...o sólo es para no deshacerme una vez mas en lágrimas..no hace 24 horas y ya tengo los ojos hinchados...Y lo que mas temo es volver al boquete de hace unos pocos meses. Simplemente me aterra.

Supongo que para bien o para mal, habrá que esperar....en el fondo, hay un pequeño deseo dentro de mí, de que no sangre y el martes oigamos su pequeño latido..aunque .. no, no lo diré, por si así no se cumplen mis pensamientos.







18 comentarios:

  1. Acabo de leer todo dos veces... No puedo imaginarme el dolor que estas pasando, he derramado lagrimas al leer cuando tu hijito te pregunta por su hermanito!! Admiro muchisimo tu fuerza interior y se que Dios tiene un proposito y una bendicion enorme esperandote, no pierdas la fe.. Tu eres una mujer valiente y esforzada, Dios tiene cuidado de ti.. Es dificil entender el por qué? De las cosas ... Lo unico que te puedo aconsejar es que en lo mas intimo de ti hables con Dios y te aseguro que El es la paz en medio de la tormenta... Un enorme abrazo, Dios te bendiga!

    ResponderEliminar
  2. Un abrazo enorme, se que no te consuela, pero te entendemos.

    ResponderEliminar
  3. Esperaré contigo esa semana interminable, deseando con todas mis fuerzas que salga bien.
    Un beso y sí, ese pequeño sabio es lo mas grande a lo que te puedes aferrar, qué dulzura de niño tienes.

    ResponderEliminar
  4. Alba,rezaremos. Eres un ángel,Dios te bendiga.

    ResponderEliminar
  5. Habrá que rezar con insistencia para que el próximo día se oigan esos latidos, no pierdas la esperanza Alba. Besicos

    ResponderEliminar
  6. Espero que se oigan los latidos el próximo día, de verdad te lo digo.
    Te mando un abrazo, muy, muy fuerte :)

    ResponderEliminar
  7. Alba, no tengo palabras. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  8. Amore,....ya lo sabes.....te quiero.

    ResponderEliminar
  9. Vaya... Sin palabras, de verdad.
    Un abrazo muy muy grande.

    ResponderEliminar
  10. Lo siento muchísimo, muchísimo. Tienes todo mi cariño y ojalá pudiera darte una abrazo bien fuerte. Aunque ya sé que no sirve de nada. Lo siento muchísimo

    ResponderEliminar
  11. Alba, un abrazo enorme y mucho ánimo. Nada más se puede decir.

    ResponderEliminar
  12. He tenido q dejar de leerte porque estoy en la ofi y no podía ponerme a llorar.....no nos conocemos, pero sé lo q es desear un pequeñín ... y si yo he sufrido un montón y he llorado a mares, tú tienes q estar sufriendo mucho más de lo q yo pasé... te mando toda mi energí positiva... mis oraciones irán para tí, q las necesitas más q nosotros ... para q oigas latir ese pequeño corazón.
    Tú me has consolado y me has dado ánimos en mi blog...yo no puedo consolarte :-( porque para algo así no hay consuelo. A la próxima consulta no vayas sola, para bien o para mal necesitas un hombro en el q apoyarte.
    Un abrazo muy, muy fuerte!!!!!!

    ResponderEliminar
  13. Perdona por entrometerme, sé que no he seguido mucho tu historia, pero te han hecho la prueba de la coagulación?

    ResponderEliminar

Gracias por dedicarme unos minutos de tu tiempo.

¿ Me dejas la huella de tu visita ? Me encantaría saber tu opinión.

Espero que la visita te haya gustado.

Ya estoy en Twitter!

@yaestoyaquimama